Como cuidar los zapatos de piel

En: viernes, noviembre 2, 2018 Comentario: 0 Visitas: 124

Reglas de oro para el cuidado del calzado

Todo aquello que no se cuida se acaba estropeando, y con los zapatos ocurre exactamente lo mismo. Que los zapatos continúen en buen estado con el paso del tiempo, depende de la calidad y los materiales empleados, pero también es muy importante el uso y cuidado que les demos.

Desde Zona Zero Tendencias hemos elaborado una serie de trucos para que tus zapatos se conserven casi tan nuevos como el primer día.

La piel es un material natural y ahí es precisamente donde reside su encanto. Pero su origen orgánico, es también la causa del desgaste que sufre por el uso cotidiano y el paso del tiempo.  Por ello debemos cuidarla debidamente para que no pierda su belleza original.

¡No te pierdas estos sencillos tips!

1. ZAPATOS Y BOTAS DE PIEL LISA

La suciedad puede debilitar las fibras y agrietar la piel, asegúrate de usar un cepillo apropiado para eliminar la suciedad. No esperes a que las manchas y la suciedad se sequen, cuanto antes las elimines y limpies, más fácil será.

Una vez que se hayas eliminado las manchas con jabón o espuma limpiadora, limpia el calzado con un paño seco. Con un paño limpio y suave aplica crema de color o transparente con movimientos circulares a través de todo el zapato. Esto protegerá el calzado de cuero de las manchas, lo nutrirá y renovará su color. ¡Pero ten cuidado con las costuras que pueden ser de otro color! Luego, coge un nuevo paño limpio suave o un cepillo de pulir para darle brillo al calzado con golpes cortos pero firmes. 

 

2. ZAPATOS DE ANTE Y PIEL DE NOBUK

Es importante tener en cuenta que el ante y la piel de nobuk son materiales delicados, no se les puede aplicar cualquier producto o quitamanchas, ya que se podrían deteriorar. Además, antes de comenzar a limpiarlos, es importante retirarle los cordones, para evitar que puedan manchar o desteñir la piel.

 

Lo ideal sería cepillarlos con un cepillo de cerdas suaves con bastante frecuencia. Así, eliminamos el polvo que pueden acumular por el uso y prevenimos futuras manchas más difíciles de eliminar.

En este caso los pasos a seguir son:

- Humedecer con agua un paño de microfibra (para que no deje pelusas). Podemos añadir un poco de jabón neutro o bien unas gotas de amoniaco y frotar toda la superficie realizando círculos. Es recordable probar primero en una zona poco visible del calzado y luego realizarlo en la totalidad del mismo.
- Con una esponja o un paño humedecido sólo con agua limpia, retirar poco a poco el jabón aplicado.
- Por último, dejar secar a la sombra y alejado de fuentes de calor. Una vez esté seco, lo podemos cepillar de nuevo.

 

NO OLVIDES QUE…

- Cada noche debes pasarle un paño suave para retirar la suciedad que se ha a lo largo del día.
- Los zapatos de piel no se pueden lavar, por lo que está totalmente prohibido meterlos en la lavadora o sumergirlos en agua.
- El calor también le sienta mal a la piel, ya que deshidrata la piel, si por algún motivo se mojaran, deja que se sequen de forma natural al aire libre.
- El cuero necesita nutrirse para lucir bien, por lo que debes aplicarle regularmente crema o cera.

 

Si sabes cómo limpiar, hidratar y cuidar tus zapatos y botas de piel te pueden durar muchos años. 

Etiquetas: tips consejo

Comentarios

Deje su comentario